Sobre mí

Hace tiempo, mucho tiempo, que había pensado en hacer un blog como éste (bueno, en los orígenes la idea no era un blog, porque por aquel entonces no existían ).

Desde pequeño me ha gustado leer recetas, independientemente del formato en el que llegasen a mis manos: bien en coleccionables, en revistas, en programas de televisión, transcritas a mano después de saborearlas en casa de un amigo, y ahora, por supuesto, de los cientos/miles de Blogs de recetas que hay en la red. Os podéis imaginar que con tanta fuente de información, al final no sabía ni dónde había dejado cada una de las recetas de las que dije: “esta receta la tengo que hacer yo!!”. Tenía archivadores, cuadernos, hojas sueltas …. en fin, todo repartido por aquel sitio en el que cuando querías buscar una receta en cuestión no te acordabas dónde tenías que hacerlo.

Siempre pensé que tenía que buscar una solución a ese desorden, así que llegó un momento en el que me propuse montar un recetario para tenerlo guardado en mi ordenador de casa. Iba a unir dos de mis aficiones: la programación (en algún caso no es afición sino deber) y la cocina. Un día en el trabajo, a la hora de comer, les comenté la idea a mis compañeros de comida, y me dijeron “¡nosotros también queremos leer esas recetas!, ¿por qué no las compartes en Internet?”, y así pasé de la idea de tener un recetario en local, a compartirlo con todos vosotros.

Si alguno os preguntáis de dónde me viene esta pasión, no tengo ningún tipo de inconveniente (es más, estoy súper orgulloso) de contaros mis primeros pasos. Ya de pequeño, y nada más acabar las clases, mis padres me mandaban al pueblo. Allí me esperaban mis abuelos y mis tíos para disfrutar con ellos de unas buenas vacaciones. Mi abuela Cata (una gran cocinera) siempre buscaba algún tipo de entretenimiento para hacer juntos, y como no podía ser de otra forma (ella también es muy golosa) teníamos nuestras sesiones de repostería entre las que nunca faltaba una tarde para hacer madalenas: preparábamos la masa en casa y subíamos a cocer las madalenas a la panadería del pueblo (qué ricas estaban recién salidas del horno). Todo lo hacíamos entre los dos, porque un día que me dio por hacer tortitas con nata yo sólo, quemé la batidora :-P. Era joven y todo se perdonaba!!! A partir de ese momento y poco a poco fui cogiendo más afición por los fogones.

Es cierto que siempre me ha gustado más el tema de la repostería, pero según ha pasado el tiempo también he ido ‘tocando’ el tema más ‘salado’. Más bien ha sido casi una obligación porque si me gusta y disfruto cocinando, tanto o más me gusta degustarlo (y no es plan comer tanto dulce). Sí, sí, como dirían mis amigos ‘Los Rurales’, es que somos unos gordos!!!

Y poco más. Que espero veros de vez en cuando por aquí y que os sirva este recopilatorio de recetas como espero me sirva a mí. Se acabó la desorganización gastronómica. Ahora ‘todo’ lo voy a tener a un simple clic en www.elrecetariodenachef.com

 

No se admiten más comentarios.