Bizcocho de yogur de limón

Bizcocho de yogur de limón

El otro día hablaba con un amigo y me decía que tenía que subir una receta para principiantes. Pero principiantes, principiantes. Para aquellos que no han puesto un pie delante del horno o los fogones. Me contaba que le gustan las recetas del blog, pero que aunque pongan que son de ‘nivel fácil’, todavía le cuesta ponerse el delantal. El caso es que me paré un rato a pensarlo y dije ‘voilà’, qué mejor que recuperar la receta de las recetas. Esa que ha pasado de mano en mano y que casi todo el mundo podríamos recitar de memoria.

Aquí está, el clásico entre todos los clásicos de la repostería. Probablemente el bizcocho con el que la mayoría nos hemos estrenado en el mundillo. ¿Quién no ha hecho alguna vez este bizcocho? Sí, sí, el de las medidas de yogur.

La verdad es que se trata de una receta muy simple, fácil, rápida y que salvo el molde (si me apuráis), los ingredientes son de uso común en una cocina (venga, va, la levadura quizás tampoco esté en todas las despensas). Es de esas recetas que nunca te cansas de hacer, porque cualquier momento es bueno para echarse a la boca un trocito de este bizcocho: desayuno, merienda o entre horas.

Venga, chicos y chicas que todavía no os habéis puesto el delantal, o aquellos que ya siendo asiduos en la cocina, queréis recordar esta receta tan tradicional y que tantos recuerdos nos trae, animaros a hacer este bizcocho y comentad qué habéis recordado en casa. Yo cada vez que lo hago, me acuerdo mucho de mi abuela y mi madre. ¡La de bizcochos (o bollos como decimos nosotros) de yogur de limón que habré hecho con ellas!

Ingredientes

Info General
  • Tiempo de preparación: 10 min.
  • Tiempo de cocción: 35-40 min.
  • Raciones: 8-10
  • Dificultad: fácil

    Abreviaturas
  • c/s: Cuchara sopera
  • c/p: Cuchara de postre
  • c/c: Cuchara de café
  • 3 huevos
  • 1 yogur de limón
  • Harina (3 medidas de yogur)
  • Azúcar (2 medidas de yogur)
  • Aceite de oliva suave (1 medida del yogur)
  • 1 sobre de levadura (tipo Royal)
  • 1 limón
  • Mantequilla para untar el molde

Elaboración

  1. Dado que no tardaremos mucho en preparar la masa, en primer lugar pondremos el horno precalentar a 180º.
  2. En un bol echamos el yogur que nos servirá como unidad de medida.
  3. A continuación incorporamos el azúcar (dos medidas de yogur).
  4. Acto seguido tamizamos (pasamos por un colador para que coja aire) e incorporamos la levadura (un sobre) y la harina (tres medidas de yogur).
  5. Añadimos la medida de yogur de aceite.
  6. Incorporamos los 3 huevos y pasamos a mezclar todo con la ayuda de la batidora.
  7. Para aquellos que le quieran dar un poquito más de sabor a limón, limpiamos éste y rallamos su piel, incorporándola a la mezcla. Removemos bien para que se distribuya por toda la mezcla.
  8. Engrasamos el molde con mantequilla y espolvoreamos con un poco de harina. También podéis forrarlo con papel de hornear.
  9. Vertemos la masa en el molde.
  10. Metemos en el horno a una temperatura de 180º (previamente precalentado) durante unos 35-40 minutos. El tiempo siempre es aproximado porque depende mucho de cada horno, así que lo mejor es comprobar que está hecho con la prueba del palillo (ver 'Comentarios y trucos').
  11. Sacamos el bizcocho del horno, dejamos que se temple, lo desmoldamos y ¡a disfrutar!

Comentarios y trucos.

  • La prueba del palillo. Para aquellos que sois nuevos en estas lides (como mi amigo), comentaros que la prueba del palillo consiste en meter el palillo y ver si sale seco en cuyo caso el bizcocho ya está hecho. Si por el contrario sale algo 'mojado' (manchado de masa), todavía deberemos dejarle unos minutos más en el horno.
  • NO abráis la puerta del horno antes de los 35 minutos. Los cambios de temperatura no le vienen nada bien al bizcocho. A partir de este tiempo, podéis empezar a hacer la 'prueba del palillo', pero si abrís la puerta antes, sólo conseguiréis modificar la cocción del bizcocho y si lo pincháis es bastante probable que se os abra alguna grieta (si no lo hacéis también os puede pasar, pero con menos frecuencia) en el bizcocho.
  • En cuanto a los moldes, lo más habitual es utilizar un molde desmoldable (de los que se abren los laterales), pero yo en mi caso he utilizado uno rectangular (tipo plum cake) de 30x15. En este caso, suelo utilizar papel de hornear para forrarlo y que luego salga mejor el bizcocho. Basta con dejar un poco de papel que sobresalga por los laterales y luego tirar para arriba.
  • A la hora de rallar el limón, es muy importante que ralles sólo la parte amarilla (la parte externa) porque si llegas a la parte blanca, ésta le imprimirá un amargor desagradable.
  • Tanto el yogur como los huevos, es muy recomendable que estén a temperatura ambiente.
  • En cuanto al yogur, si no tenéis de limón, podéis utilizar uno natural o incluso uno griego

Etiquetas: , ,

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!
Share on Facebook
Facebook
14Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.