Codornices bravías fritas

Codornices bravías fritas

Aunque la media veda no ha sido buena en cuanto a codornices se refiere, un par de ellas siempre son suficientes para probar este ave migratoria. Como podéis ver en la foto, y como pasa en cualquier especie que sea bravía (como por ejemplo los conejos), la carne de la caza es negra a diferencia de la de pollería que es blanca. El sabor tampoco es igual, pero cierto es que a mucha gente no le gusta es sabor de la carne de caza porque la considera muy fuerte. A mí me encanta, y estas codornices fritas proporcionan bocados exquisitos. Ahhh, también dan algo más que hacer, porque limpiarlas bien lleva su tiempo

Ingredientes

Info General
  • Tiempo de cocción: 15 min.
  • Raciones: 1-2
  • Dificultad: fácil

    Abreviaturas
  • c/s: Cuchara sopera
  • c/p: Cuchara de postre
  • c/c: Cuchara de café
  • 3 codornices bravías (también se pueden utilizar de pollería)
  • ½ cebolla
  • ½ pimiento verde de freir
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen
  • Pimentón dulce
  • Sal

Elaboración

  1. Si las codornices son bravías será necesario limpiarlas bien (quitarle plumas y tripas) y secarlas un poco con papel de cocina.
  2. Troceamos las codornices y reservamos.
  3. Picamos la cebolla, el pimiento y los dientes de ajo. Reservamos.
  4. En una sartén ponemos a calentar un poco de aceite de oliva virgen. Cuando esté caliente, bajamos a fuego medio y añadimos las codornices con un poquito de sal.
  5. Freímos las codornices y cuando estén casi hechas, añadimos la cebolla, el pimiento y los ajos.
  6. Seguimos friendo para que se haga la verdura removiendo de vez en cuando.
  7. Una vez esté hecha la verdura, echamos un poco de pimentón, mezclamos y retiramos del fuego para que no se queme el pimentón.
  8. Servimos recién fritas.

 Degustación.

Aunque es cierto que el bocado de la codorniz es muy apreciado, no es menos cierto que no dan mucho de sí y tienen muchos huesos que hacen llevar mucho cuidado de no tragarse uno. Si no os importa comer con las manos y chupar cada hueso de este pequeño ave, vais a disfrutar. Aunque os doy un pequeño consejo para los que no estéis acostumbrados a saborear esta gallinácea: el mejor bocado son los muslitos

Etiquetas: ,

Te ha gustado esta receta? Compártela...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.