Ensalada de mozzarella y persimón

Ensalada de mozzarella y persimón

Aunque es cierto que con el frío pueda apetecer más los platos de cuchara, nunca digo no a una ensalada y mucho más si ésta es de productos de temporada como el persimón y la granada.

Se trata de una ensalada sencilla que podéis poner como entrante. Si queréis podéis añadirle algo de lechuga, anchoas, preparar una vinagreta… en fin lo que se os ocurra.

En cuanto a la forma de presentarla, podéis hacerla de cualquier forma. Yo en este caso he optado por la simplicidad estética en el plato. Aquí lo más importante es el ingrediente que lleva, así que si optáis por cortar los persimones y la mozzarella en dados, también lo podéis echar todo en un bol junto con los granos de granada y esa vinagreta que os decía. Como veis, tiene muchas posibilidades.

Ingredientes

Info General
  • Tiempo de preparación: 15 min
  • Raciones: 4
  • Dificultad: fácil

    Abreviaturas
  • c/s: Cuchara sopera
  • c/p: Cuchara de postre
  • c/c: Cuchara de café
  • 2 bolas de mozzarella de búfala
  • 1 o 2 caquis persimón (dependerá del tamaño de estos)
  • ½ granada (sobrarán granos)
  • 1 c/s de piñones
  • Pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal Maldon

Elaboración

  1. Ponemos una sartén sin engrasarfuego medio y cuando ésta coja temperatura echamos los piñones para tostarlos, moviéndolos para que se nos tuesten por todos los lados, pero teniendo mucho cuidado de que no se nos quemen ya que amargarían. Reservamos.
  2. Desgranamos la granada (ver trucos). Reservamos.
  3. Pelamos el persimón y lo cortamos en rodajas. Reservamos.
  4. Escurrimos la mozzarella del líquido donde viene conservada y cortamos en rodajas de grosor medio. Reservamos.
  5. Para emplatar, colocamos las rodajas de persimón y sobre éstas las de mozzarella. Repartimos los piñones y unos granos de granada y terminamos con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y unas escamas de sal Maldon junto con un poco de pimienta negra recién molida.

Consejos y Trucos

  • Si queremos darle algo más de color a nuestro plato, podemos ponerle unas hojas de albahaca, recordándonos así a una ensalada caprese donde cambiamos el tomate por el persimón. En mi caso, como no tenía albahaca fresca, le he puesto unas hojitas de hierbabuena para darle ese toque de color y un olor fresco.
  • Para aquellos que os cuesta desgranar la granada, os voy a decir cómo lo hago yo. Cojo la granada y la golpeo con una cuchara de madera hasta que noto que ya no está tan dura (ojo que de los golpes podéis llegar a romper la piel y que se salga algo de líquido). A continuación la corto por la mitad y sigo dándolo golpes mientras los granos caen con facilidad sobre el recipiente que tengamos preparado. Algunos granos se pueden quedar pegados, pero ya es mucha más fácil sacarlos.
    Tened en cuenta que la parte blanca/amarilla que sujeta a los granos amarga un poco así que aseguraros de que no se caiga nada a la ensalada

Etiquetas: , , , ,

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!
Share on Facebook17Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *