Pan de ajo con orégano

Pan de ajo con orégano

Tengo que confesaros que me encanta el pan hecho en casa. Sí, sí, estoy totalmente de acuerdo con que con la gran variedad de panes que hay ahora en el mercado, es mucho más fácil comprarlo que ponerme manos a la masa y prepararlo en casa. Pues sí, es cierto, pero tampoco se puede negar que como lo hecho en casa… Estáis conmigo?

Hace ya unos unos meses (el tiempo pasa volando) os presenté mi primera incursión en el mundo de los panes: un pan casero sin masa madre, y esta vez he intentado darle una vuelta más de tuerca. No os creáis que he subido mucho el nivel de complejidad (tampoco necesitamos la masa madre), pero si le he metido algún ingrediente adicional (los ajos y el orégano).

Aunque como en la mayoría de las masas me ayudo de la Thermomix (qué gran invento para amasar) os dejo también la forma tradicional para aquellos que no tengan un robot de cocina, que aunque no es imprescindible si que reduce mucho el tiempo de amasado.

Este pan de ajo y orégano es un pan de miga consistente (de los que llenan), y está de miedo sólo (para acompañar en las comidas) o con un poquito de aceite. Ahora bien, si sois de los que os gustar desayunar una rebanada de pan tostado con aceite y tomate, os va a entusiasmar.

Ingredientes

Info General
  • Tiempo de preparación: 15 min.
  • Tiempo de cocción: 30 min.
  • Raciones: 1 pieza
  • Dificultad: fácil

    Abreviaturas
  • c/s: Cuchara sopera
  • c/p: Cuchara de postre
  • c/c: Cuchara de café
  • 500 gr. de harina de fuerza
  • 25 gr. de levadura fresca
  • 15 gr. de sal
  • 4 dientes de ajo
  • 1 c/s de orégano seco
  • 15 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 225 ml. de agua templada

Elaboración

Preparación con Thermomix

  1. En primer lugar disolvemos la levadura con un poco de agua. Reservamos.
  2. Pelamos los dientes de ajo y los picamos en la Thermomix con unos golpes de turbo.
  3. A continuación añadimos al vaso (donde ya tenemos los ajos picaditos) la harina, la levadura disuelta, la sal, la cucharada de orégano, el aceite y el resto de agua. Programamos 2 minutos a velocidad 4 para mezclar los ingredientes.
  4. Un vez bien mezclados, programamos 10 minutos a velocidad espiga obteniendo así una masa elástica.
  5. Sacamos la masa de la Thermomix y amasamos un poco con las manos, lo justo para darle una forma compacta. La colocamos en un bol, la cubrimos con un film y la dejamos reposar hasta que doble su volumen (será suficiente con una hora). OJO el bol que utilizamos que al cubrir el film lo mismo se nos pega la masa cuando ésta aumente de volumen.
  6. Sacamos la masa del bol y la amasamos ligeramente para sacarle el aire que ha cogido en el levado y le damos la forma que queremos. En mi caso la he dado forma de hogaza, pero hay que tener en cuenta que como sube, si no es un poco ancha (más ancha que alta), cuando se hornee se nos quedará una bola (parecido a una pelota).
  7. Colocamos la masa sobre una bandeja engrasada y metemos al horno (previamente precalentado)  durante unos 30 minutos a una temperatura de 220º hasta que la corteza se dore.
  8. Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla y a disfrutarlo!

Preparación tradicional

  1. En primer lugar disolvemos la levadura con un poco de agua. Reservamos.
  2. Pelamos los dientes de ajo y los picamos finitos (yo suelo utilizar un pica ajos de esos). Reservamos.
  3. En un bol, ponemos la harina y dejamos un hueco en el centro para agregar la levadura disuelta y la sal. Añadimos el ajo, la cucharada de orégano, el aceite y el resto de agua. Removemos con una cuchara de madera para mezclar bien todos los ingredientes.
  4. Cuando logremos una mezcla sólida, pasamos a trabajarla en la mesa. Para ello, espolvoreamos un poco de harina sobre la superficie de trabajo y amasamos hasta conseguir una masa elástica.
  5. Colocamos la masa en un bol, la cubrimos con un film y la dejamos reposar hasta que doble su volumen (será suficiente con una hora). OJO el bol que utilizamos que al cubrir el film lo mismo se nos pega la masa cuando ésta aumente de volumen.
  6. Sacamos la masa del bol y la amasamos ligeramente para sacarle el aire que ha cogido en el levado y le damos la forma que queremos. En mi caso la he dado forma de hogaza, pero hay que tener en cuenta que como sube si no es un poco ancha (más ancha que alta) cuando se hornee se nos quedará una bola (parecido a una pelota).
  7. Colocamos la masa sobre una bandeja engrasada y metemos al horno (previamente precalentado)  durante unos 30 minutos a una temperatura de 220º hasta que la corteza se dore.
  8. Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla y a disfrutarlo!

Etiquetas: , , ,

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!
Share on Facebook
Facebook
21Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.