Pan de calabaza

Pan de calabaza

Os mentiría si os dijese que desde que me regalaron la panificadora hago mucho panes sin ella. La verdad que es muy cómodo y como normalmente el pan que comemos en casa es para hacernos unas tostadas en el desayuno, pues el que hacemos en la panificadora es suficiente. A ver si un día de estos subo alguna receta con panificadora (ya sea de pan o algún bizcocho que también hago).

Pero bueno, basta ya de hablar de la panificadora y vamos con el pan de hoy. Un pan dulce que ha hecho las delicias de todos los que lo hemos preparado en casa. Mi hermana me ha dicho más de una vez que a ver cuándo subía la receta porque le encantó así que aquí está Miriam. Receta subida

El pan de calabaza lo podéis comer durante las comidas o bien como tostada por la mañana. Una rebanada pasada por el tostador y con un buen chorrito de aceite de oliva virgen extra es un buen acompañamiento para vuestro tazón de leche

Ingredientes

Info General
  • Tiempo de preparación: 150 min. (incluyendo reposos)
  • Tiempo de cocción: 50 min
  • Raciones: 1 pan
  • Dificultad: media

    Abreviaturas
  • c/s: Cuchara sopera
  • c/p: Cuchara de postre
  • c/c: Cuchara de café
  • 300 gr. de puré de calabaza o 500 gr. de calabaza limpia.
  • 500 gr. de harina de fuerza
  • 1 sobre de levadura de panadero
  • 2 c/c de sal
  • ¼ c/p nuez moscada
  • 60 ml aceite de oliva suave
  • 2 c/p de miel
  • 1 puñado de pasas (35 gr.) (opcional)
  • 1 puñado de nueces (50 gr.) (opcional)

Elaboración

Si no tenéis puré de calabaza, la forma más fácil de hacerlo es al microondas. Para ello, envolvemos el trozo de calabaza limpia (sin piel ni pepitas) en papel film transparente y lo metemos durante 10 minutos en el microondas a potencia máxima. Retiraremos el film con cuidado de no quemarnos con el vapor que suelta y lo ponemos sobre un colador para quitarle todo el líquido (que lo guardaremos por si necesitamos utilizarlo durante la receta) que contiene el puré, quedándonos sólo con la pulpa. Dejamos que temple un poco.

Ahora que ya tenemos nuestro puré, vamos con la receta del pan ;-). El amasado lo podemos hacer a mano o con nuestro robot de cocina (en mi caso Thermomix). En la receta comentaremos las dos formas.

  1. En un vaso ponemos los 60 ml de aceite de oliva suave junto con la levadura de panadero. Dejamos que se disuelva bien, añadimos la miel y removemos.
  2. En un cuenco amplio ponemos la harina, la sal y la nuez moscada, mezclamos y hacemos un agujero en el medio. Añadimos el aceite con la levadura y la miel y a continuación los 300 gr. de puré de calabaza.
  3. Mezclamos poco a poco hasta conseguir una masa espesa y pegajosa. Si veis que no le falta algo de líquido (no se queda muy pegajosa) podemos añadir alguna cucharada del agua que hemos escurrido de nuestro puré.
  4. Sacamos la masa del bol y sobre una superficie lisa amasamos durante 10 minutos hasta conseguir una masa homogénea y elástica.
    En el caso de utilizar la Thermomix en lugar de trabaja con el cuenco, podéis ponerlo directamente en el vaso y amasar a velocidad espiga durante 10 minutos.
  5. Incorporamos las pasas y las nueces en trocitos y amasamos otro par de minutos hasta que veamos que los frutos secos quedan bien distribuidos por toda la masa.
  6. Le damos forma de bola a nuestra masa y la colocamos en un bol previamente aceitado. Tapamos con film transparente y dejamos reposar alrededor de una hora hasta que doble el volumen.
  7. Sacamos la masa, le quitamos todo el aire que pudiese tener y la doblamos sobre si misma en las cuatro direcciones.
  8. Le damos la forma deseada a nuestro pan (yo redonda en plan hogaza) y la colocamos sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear.
  9. Tapamos con un paño limpio de cocina y dejamos reposar 1 hora hasta que vuelva a doblar su volumen.
  10. Un poco antes de la hora vamos precalentando el horno a 250º.
  11. Pulverizamos con un poco de agua nuestra masa y le damos un corte en cruz en la parte superior.
  12. Bajamos la temperatura del horno a 200º e introducimos nuestro pan para que se hornee. Es conveniente que podamos producir un poco de vapor a la hora de hornear por eso podemos pulverizar un poco de agua cuando metemos el pan o bien meter un vasito metálico con un poco de agua para que se vaya generando ese vapor durante el horneado.
  13. Cocemos nuestro pan durante 50 minutos o hasta que veamos que está bien dorado. El pan estará bien hecho si al golpearlo suena a hueco.
  14. Una vez cocida, sacamos nuestro pan del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Comentarios.

  • Antes de meter en el horno, puedes espolvorear algo de harina sobre el pan para darle un acabado más rústico (si cabe) o bien decorarlo con unas semillas de calabaza.
  • Si no tenemos a mano o no nos gustan las nueces y las pasas, podemos prescindir de estos frutos secos sin ningún problema. El pan os va a quedar igualmente delicioso.
  • Si no tienes levadura de panadero en polvo, puedes sustituirla por 15 gr. de levadura fresca prensada.

Etiquetas: , , ,

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!
Share on Facebook
Facebook
6Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
2

1 comentario

  1. Day 21 septiembre, 2018 at 08:42 Reply

    Este lo quiero probar! 😜

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.