Pan de zanahoria y nueces

Pan de zanahoria y nueces

Los panes hechos en casa son una maravilla. Quizá puedan parecer un poco laboriosos de hacer, pero cuando empiezas a comerlo, ves que ha merecido la pena hacerlo.

El pan de hoy es un pan que está entre el pan de molde y lo que podemos llamar pan ‘normal’. Es ideal para hacerlo rebanadas y tomarlo en plan tostada, para el desayuno o la merienda, pero también os puede acompañar en las comidas. Y lo mejor de todo es que está buenísimo ya sea recién hecho o un poco tostado.

Y no os dejéis engañar por el tema de las zanahorias. Posiblemente no veáis la combinación, pero os aseguro que está buenísimo. Otros ejemplos de esta hortaliza utilizada en recetas más dulces son la tarta de zanahoria con crema de queso o las galletas de zanahoria. Todas ellas para chuparse los dedos

Ingredientes

Info General
  • Tiempo de preparación: 10 min. (+105 min. de reposo)
  • Tiempo de cocción: 50 min.
  • Raciones: 14-16 rebanadas
  • Dificultad: fácil

    Abreviaturas
  • c/s: Cuchara sopera
  • c/p: Cuchara de postre
  • c/c: Cuchara de café
  • 500 gr. de harina integral de trigo
  • 250 gr. de harina de trigo
  • 200 gr. de zanahoria rallada
  • 150 gr. de nueces
  • 25 gr. de levadura fresca
  • 20 gr. de sal
  • 500 ml. de agua templada

Elaboración

  1. Pelamos, lavamos y rallamos las zanahorias. Reservamos.
  2. Troceamos las nueces. A mí me gusta que los trozos se noten así que no los suelo hacer muy pequeñitos. Para decorar, podemos reservar unos pocos sin trocear.
  3. Disolvemos la levadura en un poco del agua templada. Bastará con desmigar la levadura, añadir un poco de agua y disolverla con la ayuda de una cuchara o tenedor.
  4.  En un bol amplio, ponemos las harinas (la integral y la normal), la levadura disuelta, la sal, las nueces troceadas (menos las que hemos dejado para decorar), la zanahoria rallada y el resto de agua.
  5. Amasamos durante unos 10 minutos. Si tenemos robot de cocina, podemos ayudarnos de él para amasar.
  6. Tapamos el bol con film transparente y dejamos reposar la masa durante unos 60 minutos en un lugar cálido.
  7. Encamisamos nuestro un molde (de unos 30x15 cm y 7 de alto). Para ello, cogemos un trozo de mantequilla y la pasamos por todo el interior del molde para, a continuación, distribuir un poco de harina por el fondo y las paredes. El fin de encamisar el molde es que nuestro pan no se nos pegue a las paredes.
  8. Pasados los 60 minutos de reposo, pasamos la masa a nuestro molde encamisado (aprovechamos para quitarle un poco de aire), la distribuimos por todo el molde, la volvemos a tapar y la dejamos reposar durante otros 45 minutos más.
  9. Si nos ha subido la masa, la bajamos un poquito pero sin manosearla mucho. Pincelamos la parte superior del pan con un poco de agua y echamos el resto de nueces por encima.
  10. Metemos en el horno previamente precalentado a 200º con calor arriba y abajo, y horneamos durante 50 minutos.
  11. Sacamos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Trucos y comentarios.

  • En casa, dado que da para mucho, solemos hacerlo rebanadas y congelarlas. Nosotros las envolvemos en una servilleta de papel y luego en papel de aluminio. Luego basta con sacarlas del congelador y meterlas en el tostador y están como recién hechas
  • En alguna ocasión, en lugar de los 150 gr. de nueces, le he echado sólo 100 gr. y 50 gr. de pasas junto con 3 cucharadas soperas de semillas de amapola (unos 25 gr.). En fin, que podéis jugar un poco con el 'relleno'.

Etiquetas: , , , , , ,

Te ha gustado esta receta? Compártela...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.