Puré de boniato para guarnición

Puré de boniato para guarnición

Dado que es mi primera ‘receta’ con la raíz de la ipomea batatas voy a intentar aclarar un concepto que yo tampoco tenía muy claro hace tiempo: boniato y batata es lo mismo. Sí, sí, como os lo cuento, boniato y batata son sinónimos. Ahora bien, dependiendo del país o incluso de las regiones de éste, lo llaman de una forma u otra (o de las dos). Es más, incluso hay gente que denomina boniato a las variedades blancas. Sí, porque podemos encontrar distintas variedades de boniato (o batata) que varían de color e incluso ligeramente de textura.

El boniato es muy versátil dentro de la cocina y podemos utilizarlo tanto para elaboraciones dulces como saladas. Incluso simplemente asado (ahora es típico verlo en los puestos de castañas asadas) está bien rico.

Desde el punto de vista nutricional, comentar que es parecido a la patata si bien tiene mayor cantidad de hidratos de carbono (entre los que se encuentran los almidones complejos y azúcares que le proporcionan ese sabor dulce), lo que hace que no sea recomendable comerlo en exceso para personas que sufran de sobrepeso aunque sea un alimento no muy calórico (unas 100 calorías por 100 gr.) ya que está compuesto prácticamente por un 70% de agua.

Y ahora sí, después de esta breve introducción del boniato (o batata), os dejo con esté puré que es ideal como guarnición para la carne.

Por cierto, aunque podéis asar menos cantidad (bastaría con uno grandecito) yo suelo asar más de un boniato a la vez para aprovechar el calor del horno.

Ingredientes

Info General
  • Tiempo de cocción: 60-90 min.
  • Dificultad: fácil

    Abreviaturas
  • c/s: Cuchara sopera
  • c/p: Cuchara de postre
  • c/c: Cuchara de café
  • 1,5 kg. de boniato (puede ser menos)
  • Ajo en polvo
  • Pimienta negra recién molida
  • Jengibre en polvo
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal fina
  • Sal en escamas (opcional)

Elaboración

  1. En primer lugar lavamos los boniatos bajo el grifo de agua para eliminar la tierra que pudieran tener sobre la piel.
  2. A continuación, colocamos los boniatos en la bandeja del horno sobre papel vegetal y dejamos que se asen entre 60 y 90 minutos, a una temperatura de 185ºC. Sabremos que están bien asados cuando al pincharlos con un cuchillo o palillo éste entre sin ningún tipo de resistencia.
  3. Sacamos los boniatos del horno y los dejamos enfriar. A continuación los pelamos.
  4. En un cuenco, y una vez hemos pelado los boniatos, los trituramos con la ayuda de un tenedor.
  5. Según vamos triturando, iremos añadiendo las especias (ajo en polvo, pimienta negra, jengibre en polvo, nuez moscada y sal fina) poco a poco, probando para dejar el puré a nuestro gusto. Conviene ser prudente con la nuez moscada así como añadir el aceite en pequeñas dosis para que conserve la consistencia pero no le proporcione demasiado sabor.
  6. Una vez hemos especiado y triturado todo el puré, éste lo podemos servir tanto frío como caliente. Para presentarlo, lo podemos hacer de la forma que más nos guste. En mi caso he dejado dos posibilidades: al 'pegote' o en forma de quenelle que podemos acompañar con unas escamas de sal por encima.

Trucos y consejos:

  • Cuanto más tiempo tengamos los boniatos asándose en el horno, más dulces nos saldrán. Si vemos que sale un caldillo del interior de los boniatos y se tuesta sobre la bandeja del horno (que tenemos forrada con papel), ya tendremos unos boniatos dulces.
  • La quenelle la podéis hacer con la ayuda de dos cucharas. Aquí os dejo un vídeo donde los hermanos Torres os guían de forma fácil cómo hacerlas.

Etiquetas: , , , ,

¿Te ha gustado la receta? ¡Compártela!
Share on Facebook
Facebook
10Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.