Alubias negras con costillas

Alubias negras con costillas

Antes de que llegue el calor y aprovechando estos días un poco oscuros, retomamos otro plato de cuchara, y qué plato! unas buenas alubias negras con costillas. Esta receta me la pasó, ya hace tiempo, mi amiga Daymé (cubana de nacimiento aunque muy españolizada ), y aunque la he hecho más de una vez, no las había subido nunca al recetario. Ahora sí, y ya la tendré (y tendréis) siempre a mano al igual que otras recetas de alubias que ya están en este recetario como son las alubias pintas o las alubias carillas con verduras.

La alubia negra o frijol negro (como se le conoce por Cuba) es una alubia de grano pequeño y esférico de color negro mate. Es este color el que, al ponerlas en remojo, teñirá todo el agua y al cocerlas obtendremos un caldo bastante oscuro y de sabor intenso.

Volviendo a la receta, comentaros que tal y como me decía Daymé, ésta no es una receta auténtica cubana, porque aunque allí los frijoles se comen mucho, lo de las costillas ya es otro cantar . En cuba se suelen acompañar con arroz blanco, mezcla que se denomina moros y cristianos. En este caso (con costillas) es más parecido a la feijoada (plato nacional de Brasil) ya que éste consta de frijoles negros y carne de cerdo.

Y no os entretengo mucho más, y vamos directamente a la receta. Bueno sí, una cosa importante, no sea que os vayáis a poner directamente con la receta.. y os llevéis una sorpresa. Tened en cuenta que como el resto de legumbres, las tenemos que poner en remojo la noche de antes, y en el caso de éstas será necesario lavarlas primero porque usaremos el agua del remojo (ya teñida) para hacer la preparación. Así que os recomiendo que leáis al menos los primeros pasos de la receta antes echar las alubias en remojo para orientarse en las cantidades. Ya sabéis, el que avisa no es traidor

Ahora sí, os dejo con estas alubias negras con costillas

Ingredientes

Info General
  • Tiempo de cocción: 45 min
  • Raciones: 4-6 personas
  • Dificultad: fácil

    Abreviaturas
  • c/s: Cuchara sopera
  • c/p: Cuchara de postre
  • c/c: Cuchara de café
  • 500 g de alubias negras
  • 500 g de costillas de cerdo
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento rojo dulce
  • 2 pimientos italianos verdes
  • 1 c/s de tomate frito o 2 tomates tipo pera
  • 2 dientes de ajo
  • 1 c/p rasa de comino molido
  • 2 hojas de laurel
  • 2,5 l de agua

Elaboración

  1. La noche anterior, lavaremos bien las alubias. Una vez lavadas, cogemos la olla donde las vayamos a cocina y las ponemos en remojo con 3 partes de agua por cada 1 parte de alubias. Para medio kilo de alubias, necesitaremos alrededor de 2,5 litros de agua.
    Dejamos en remojo al menos 12 horas, aunque os recomiendo que echéis un vistazo al paquete ya que suele venir el tiempo necesario (en el mio ponía entre 12 y 16 horas).
  2. A la mañana siguiente veremos que las alubias han teñido todo el agua. Añadimos las costillas y las hojas de laurel y tapamos nuestra olla rápida. Ponemos a fuego fuerte. En el momento en el que comience a salir el vapor, bajamos a fuego medio y dejamos que cueza durante unos 30 minutos. El tiempo de cocción también dependerá de la alubia así que es conveniente seguir las recomendaciones que vienen en el paquete y que indican los tiempos de cocción para olla rápida o para cocción tradicional así como si lo hacemos con aguas duras o blandas (por la cantidad de cal que lleven).
  3. Mientras se van haciendo las alubias y las costillas, preparamos un sofrito. Para ello picamos bien la cebolla, los pimientos (rojo y verdes) y los dientes de ajo y los ponemos a pochar junto dos cucharadas de aceite (AOVE). Cuando esté bien pochado añadimos la cucharada de tomate frito (también nos valdría un poco de tomate concentrado de bote) o los tomates naturales bien picados, en cuyo caso deberíamos rehogar durante un par de minutos para que vaya el agua. Reservamos.
  4. Cuando podamos abrir la olla (porque se ha ido ya toda la presión), cogemos un cazo de judías, las machacamos bien con ayuda de un tenedor o pasándolas por la batidora, y las devolvemos (esta vez trituradas) a la olla.
  5. Incorporamos el sofrito que teníamos reservado, rectificamos el punto de sal y dejamos cocer unos cinco minutos más a fuego medio-bajo.
  6. Finalmente añadimos la cucharadita de comino molido y removemos con delicadeza para no romper las alubias.

Para tener en cuenta

  • Si os preguntáis qué cantidad de alubias hay que echar por persona, os diría que una ración media son unos 90-100 gramos de alubias secas por cabeza. Luego dependerá también un poco de si las tomáis como plato único o bien con un segundo.
  • Si queréis, podéis acompañarlas con arroz blanco. Ya sabéis convertirlo en unos moros y cristianos muy típicos de Cuba como os comentaba al principio de la receta.
  • Ahhh, y no me cansaré de repetir, que como cualquier otra legumbre, están riquísimas de un día para otro y que son ideales para llevar de tuper a la oficina

Etiquetas: , , , , , , , ,

Te ha gustado esta receta? Compártela...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *