Bizcocho de naranja siciliano

Bizcocho de naranja siciliano

Estoy seguro de que una vez hagáis este bizcocho, se va a convertir en uno de vuestros preferidos. Es super sencillo de hacer. Este bizcocho de naranja siciliano (o pan de naranja como también lo llaman por allí) queda muy esponjoso, ligeramente húmedo (lo que hace que aguante más) y con un sabor a naranja que os sorprenderá.

La verdad es que estaba buscando alguna receta para gastar las naranjas que nos había dado Araceli (la tía de mi suegro, un encanto de mujer) que son de lo más TOP. Frescas (recién cogidas de sus árboles) y sin ningún tipo de tratamiento. Ideales para hacer nuestra naranja confitada o para cualquier elaboración que requiera la ralladura de la misma, porque sabemos que están libre de toda química. Y lo que os decía, buscando, buscando y con una referencia que me comentó mi amiga Mónica, eché un vistazo al Instagram de ‘Una italiana en la cocina‘ y allí lo ví… tan apetecible. Así que dicho y hecho. Y la verdad es que ha sido todo un acierto!

Lo mejor de todo, además del sabor y esponjosidad, es que es muy, pero que muy fácil de hacer (como casi todos los bizcochos). Las naranjas van enteras. Sí, si, como lo leéis: enteras. Llevan tanto la piel como el albedo (parte blanca). No se necesita hacer nada especial con ellas. Basta con lavarlas bien, y triturarlas (por ello lo de usar mejor naranjas ‘ecológicas’ como las de Araceli). Los trozos de piel de naranja y la mezcla con el albedo le da un toque… sorprendente.

Y después de todo esto, a qué esperáis para hacer este bizcocho de naranja siciliano? Para el desayuno, la merienda o cualquier otro momento del día. Estoy seguro que os va a encantar! Si lo hacéis, no dudéis en decirme qué os ha parecido

Ingredientes

Info General
  • Tiempo de preparación: 5 min
  • Tiempo de cocción: 45 min
  • Raciones: 1 bizcocho
  • Dificultad: fácil

    Abreviaturas
  • c/s: Cuchara sopera
  • c/p: Cuchara de postre
  • c/c: Cuchara de café
  • c/n: Cantidad necesaria
  • 400 g de naranjas ecológicas (unas 2 medianas)
  • 200 g de azúcar
  • 3 huevos a temperatura ambiente
  • 120 ml de aceite de oliva suave
  • 300 g de harina de uso común
  • 1 sobre de levadura química (tipo Royal)
  • Mantequilla (para engrasar el molde)
      Cantidades para un molde de 22 cm de diámetro

    Elaboración

    Lo más fácil para hacer este bizcocho, y dado que hay que picar la naranja, es hacerlo con un robot de cocina, pero también es posible hacerlo sin él y por ello os voy a dejar aquí ambas versiones.

    Preparación con Thermomix

    1. Lavamos bien las naranjas para quitarles cualquier resto de arena que pudiesen tener y echamos en el vaso. Trituramos durante 7 segundos a velocidad 6. Veremos que obtenemos una especie de puré (denso) donde podemos ver trocitos de piel. No os preocupéis, es parte del resultado final
    2. Añadimos el azúcar, los huevos, el aceite, la harina y la levadura y programamos unos 30 segundos a velocidad 5 hasta que se mezclen bien todos los ingredientes y obtengamos una masa homogénea.
    3. Engrasamos el molde desmoldable y espolvoreamos un poco de harina.
    4. Vertemos la masa en el molde y metemos en el horno, previamente calentado a 170º (calor arriba y abajo). Dejamos hornear durante 35-40 minutos, teniendo cuidado de que no se nos queme por arriba. Comprobamos que ya está listo haciendo la prueba del palillo (vemos que sale limpio).
    5. Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla antes de desmoldarlo.

    Preparación tradicional

    1. Lavamos bien las naranjas para quitarles cualquier resto de arena que pudiesen tener. Troceamos con un cuchillo, y trituramos con la ayuda de una picadora (o algo similar que no nos lo termine de 'licuar'). Reservamos.
    2. En un bol echamos los huevos batidos, junto con el azúcar, el aceite, la harina y la levadura. Mezclamos bien hasta obtener una masa homogénea.
    3. Incorporamos el 'puré' de naranja a la masa anterior y mezclamos hasta integrar bien.
    4. Engrasamos el molde desmoldable y espolvoreamos un poco de harina.
    5. Vertemos la masa en el molde y metemos en el horno, previamente calentado a 170º (calor arriba y abajo). Dejamos hornear durante 35-40 minutos, teniendo cuidado de que no se nos queme por arriba. Comprobamos que ya está listo haciendo la prueba del palillo (vemos que sale limpio).
    6. Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla antes de desmoldarlo.

    Para tener en cuenta

    • Si queréis darle un toque 'diferente', podéis espolvorearlo por encima con azúcar glas, o un poco de almíbar con azúcar y zumo de naranja. Yo personalmente creo que tal cual, sin nada por encima, está riquísimo así que prefiero no añadir ningún otro ingrediente que nos distraiga del sabor cítrico de este bizcocho.
    • Si no queréis tener pequeños trocitos de naranja, dadle algo más de tiempo cuando las trituréis. Podéis incluso dejarlo como un puré fino, pero ya os digo que el toque de encontrarse trocitos de naranja es un plus
    • Las naranjas que yo he utilizado son naranjas que no tienen una piel gruesa por lo que los trocitos que quedan y el albedo aportan el toque justo de frescura y 'amargor'. Si tus naranjas tienen una piel más gruesa, puedes usar sólo una naranja entera y la otra, sólo los gajos.

    Ah, y si por si os preguntáis cómo queda al hornearlo os dejo unas imágenes con el molde (recién sacado del horno) y sin él (para que veáis bien el grosor). Recordad que he usado un molde de 22 cm. de diámetro y que si lo hacéis con uno más grande, os quedará más fino y tendréis que darle menos tiempo de horno para que no se os seque

    Bizcocho de naranja siciliano (entero)

    ¿Cómo valorarías esta receta?
      0/5 (0 votos)

    Si te ha gustado.... COMPARTE!!!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Información sobre privacidad

    • Responsable: José Ignacio Blázquez / El Recetario de NaChef
    • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar spam
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Tus derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido