Dip de lentejas al curry

Dip de lentejas al curry

Si hay una forma sencilla de comer legumbres, ya sea en invierno o en verano (cuando menos apetece los guisos de cuchara) es en forma de untables o dips. Sí, y recalco lo de dips porque mucha gente a todas estas ‘cremas’ de legumbres les llama ‘hummus’, y no es así.

Es cierto, que hay muchas versiones de hummus, y hasta ahí lo veo bien. Sin ir más lejos, en este recetario os podéis encontrar, por ejemplo, una versión ‘simple’ (o tradicional) del hummus, y una alternativa con tomates secos (éste es una auténtica delicia). Pero claro, ambas elaboraciones son con garbanzos, el ingrediente base. Llamar hummus a algo que no lleva garbanzos, por mucho que se parezca la textura, pues como que no

De todos modos, independientemente del nombre que le demos, deciros que este dip de lentejas al curry está, y nunca mejor dicho, para chuparse los dedos. No soy un fan de las lentejas (estofadas), pero sí un enamorado del curry. La combinación de ambos es todo un acierto y os aseguro que se os hará difícil parar de comer (o ‘dipear’)

Ingredientes

Info General
  • Tiempo de cocción: 10 min
  • Dificultad: fácil

    Abreviaturas
  • c/s: Cuchara sopera
  • c/p: Cuchara de postre
  • c/c: Cuchara de café
  • 400 g de lentejas cocidas (1 bote grande)
  • 1 diente de ajo (o dos pequeños)
  • 2 c/s de tahini (ver receta casera)
  • Zumo de medio limón grande
  • 1 c/s de curry en polvo
  • 1 c/c de comino en polvo
  • 1 c/c de pimentón de la Vera
  • Pimienta negra recién molida
  • Una pizca de sal

Elaboración

  1. En primer lugar volcamos las lentejas cocidas en un escurridor y lavamos bien para quitarle los restos de líquido que viene en la conserva.
  2. En el vaso de la batidora ponemos todos los ingredientes y comenzamos a triturar. Es posible que al principio nos cueste un poco debido a la densidad. Añadiremos un poco de agua para aligerar la mezcla.
  3. Batimos bien hasta conseguir un puré de consistencia suave. Si vemos que nos sigue costando triturar bien o que el puré es muy espeso, añadimos algo más de agua.
  4. Probamos el punto de sal y de especias y rectificamos si fuera necesario.
  5. Pasamos el hummus de tomates a un cuenco y ya lo tenemos listo para 'dipear' acompañándolo de unos Nachos, tostas saladas o crudités. Podemos adornar  con unas semillas de sésamo negro y un chorro de aceite de oliva virgen extra.

Para tener en cuenta

  • Aunque muchos dips de legumbres, al igual que los hummus, llevan tahini, no es estrictamente necesario. Como alternativa para darle ese sabor de sésamo, podéis echarle un poco de aceite de sésamo. Aunque viéndolo así, no sé si es más fácil tener en casa aceite de sésamo o tahini Pero por eso no os preocupéis. Lo mejor es que os hagáis vuestra propia pasta tahini, es sencillísima de hacer y básicamente necesita semillas de sésamo. Podéis ver el proceso de cómo elaborarla aquí.

Etiquetas: , , , , ,

Te ha gustado esta receta? Compártela...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.