Gominolas saludables

Gominolas saludables

En casa, los peques todavía no se han aficionado a las gominolas industriales. Cierto es que alguna vez, cuando las ven en el súper, preguntan por ellas, pero todavía somos capaces de contenerles diciéndoles que las vamos a hacer en casa. Y que van a ser unas gominolas saludables o ‘healthy‘ como les gusta decir a ellos

En cierto modo, con estas gominolas saludables matamos dos pájaros de un tiro porque son ideales para hacer con ellos y porque luego, cuando las están disfrutando, sabes que están comiendo algo sano. No deja de ser fruta y gelatina. Para darles ese punto de dulzor, en lugar de recurrir al azúcar, las hemos hecho con eritritol, un endulzante 100% natural, con cero calorías y de bajo índice glucémico, elaborado de frutas fermentadas.

En cuanto a sabores, nos hemos decidido por el mango y las frambuesas que ahora mismo son fácil de encontrar en el super. Si estáis en temporada de fresas, también es una gran opción. Y por supuesto, con naranja. Sí, sí, son todos los sabores clásicos de las gominolas

Las formas pueden ser diversas. Las que más os gusten (o les gusten a los peques) o simplemente podéis utilizar cualquier molde que tengáis por casa. Yo tengo unos cuantos para hacer bombones, aunque salvo los bombones de panacotta de turrón (muy propios para Navidad), no tengo subidos ninguno. Os dejo un par de enlaces de Amazon donde podéis encontrar moldes para bombones como los que tengo yo así como otros de animalitos. Y ya puestos, por si alguno se lo está preguntando, también os dejo el del eritritol que yo compré.

Estas gominolas, además de saludables son muy fáciles y divertidas de hacer con los peques. Veréis qué cara ponen cuando esté comiendo chuches hechas por ellos mismos!

Ingredientes

Info General
  • Tiempo de preparación: 30 min
  • Tiempo de cocción: 90 min
  • Dificultad: fácil

    Abreviaturas
  • c/s: Cuchara sopera
  • c/p: Cuchara de postre
  • c/c: Cuchara de café
  • c/n: Cantidad necesaria
    Para las de mango
  • 250 g de mango pelado
  • 4 hojas de gelatina
  • 30 g de eritritol
  • Zumo de ½ limón
  • c/n de eritritol para rebozar
  • Aceite de oliva suave
      Para las de frambuesa
    • 250 g de frambuesas
    • 4 hojas de gelatina
    • 70 g de eritritol
    • c/n de eritritol para rebozar
    • Aceite de oliva suave

    Elaboración

    La elaboración de las gominolas es la misma independientemente de que las hagamos de mango o de frambuesa. En aquellas peculiaridades específicas, lo indicaré en los pasos. Estos, de base, serán los mismos para ambas.

    1. Lo primero que haremos será poner a hidratar las hojas de gelatina en agua fría.
    2. Pelamos (en el caso del mango) o lavamos (en el de las frambuesas) las frutas y las trituramos con un procesador de alimentos o una simple batidora.
    3. Pasamos el puré de fruta por un colador fino para quitar cualquier resto de hebras (mango) o semillas (frambuesa) que pudiese quedar.
    4. Añadimos el eritritol y el zumo de limón (éste último en caso de estar preparando las gominolas de mango) y lo mezclamos bien con el puré de fruta una vez tamizado.
    5. Escurrimos las gelatinas (recordad, 4 en cada elaboración) y las echamos en un poco de agua caliente para que se disuelvan. Lo añadimos a nuestro puré de fruta y removemos para que se mezcle bien.
    6. Engrasamos los moldes ligeramente con un poco de aceite de oliva suave (que no deje sabor) y vertemos la fruta en los moldes. En mi caso, para facilitárselo a los pequeños, lo he metido en un biberón de repostería y desde ahí lo hemos pasado a los moldes de silicona.
    7. Guardamos en la nevera y dejamos reposar al menos una hora hasta que cuaje.
    8. Desmoldamos y rebozamos las gominolas en un poco de eritritol para darle ese aspecto de gominola azucarada.

    Para tener en cuenta

    • Si os preguntáis el porqué de la diferencia de eritritol entre una elaboración y otra, la respuesta es sencilla: el dulzor de la propia fruta. Con esto también os diría que probaseis la mezcla un poco antes de añadir las gelatinas por si queréis darle algo más de dulzor
    • Si no tenéis eritritol o preferís usar azúcar, también lo podéis hacer. Tened en cuenta que el eritritol tiene un 60%-70% del poder endulzante del azúcar por lo que deberéis echar menos cantidad de azúcar que la que hay indicada de eritritol (unos 20g para las de mango y unos 45g para las de frambuesa).
    • Si en lugar de usar gelatinas en láminas, utilizáis agar-agar, tened en cuenta que tendréis que calentar la fruta y el eritritol (o azúcar) hasta llevarlo a ebullición ya que de lo contrario el poder gelificante del agar-agar no funcionará.
    ¿Cómo valorarías esta receta?
      4.5/5 (2 votos)

    Si te ha gustado... no dudes en compartir!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Información sobre privacidad

    • Responsable: José Ignacio Blázquez / El Recetario de NaChef
    • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar spam
    • Legitimación: Tu consentimiento
    • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
    • Tus derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido