Helado de gofio

Helado de gofio

Helado de gofio? Muchos de vosotros (al igual que me pasaba a mi hace unos meses) no sabréis qué es esto del gofio. Pues vamos por partes. El gofio es una harina de cereales tostados, especialmente trigo o millo (maíz). Un helado con harina? Uyyy, uyyy, esto cada vez pinta más raro!! Pues sí, puede pintar raro, pero he de deciros que este helado de gofio es uno de los descubrimientos del verano.Gofio de millo (tueste ligero)

El gofio es un ingrediente muy versátil y los canarios lo utilizan para muchas elaboraciones, tanto dulces como saladas.  Una vez descubierto el ingrediente, y con tan buen resultado, será cuestión de jugar un poco más con él. Ésta es la primera receta con gofio, pero seguro que no la última que suba al recetario . Por ahora, seguiré tirando del gofio de millo de tueste ligero (de La Piña) que tengo en casa. Una vez acabado, no descarto usar de otras variedades

A decir verdad, no os puedo decir si este helado queda como los helados de gofio que se puede comer en Canarias, pero lo que sí que os puedo decir es que está muy rico. Riquísimo. Y si me preguntáis que a qué sabe, os diré que en cuanto lo probé me vino a la mente el helado de turrón de Jijona. Sí, sí, como os lo digo. Y no es que os lo diga yo, sino que a mi hermana que le preparé un pack de helados para el verano, me comentó que el que más le había gustado era el de turrón Cuando le dije que no era turrón, que era gofio se quedó Como podéis ver, el parecido de sabor no es sólo cosa mía

Ahhh, el primero que hice fue sin nada adicional, pero viendo el sabor pensé que le podía ir muy bien algún fruto seco así que el que preparé para mi hermana llevaba granillo de almendra crocanti. Podéis probar también con otros frutos secos como nueces o piñones.

Ingredientes

Info General
  • Raciones: 1 l. de helado
  • Dificultad: fácil

    Abreviaturas
  • c/s: Cuchara sopera
  • c/p: Cuchara de postre
  • c/c: Cuchara de café
  • 500 ml de leche entera (mejor fresca)
  • 200 ml de nata (>35% MG)
  • 4 yemas de huevo
  • 150 g de azúcar moreno
  • 3 c/s de azúcar invertido (ver receta) o de miel
  • 50 g gofio de millo
  • 50 g almendra crocanti (opcional)

Elaboración

  1. Lo primero que vamos a hacer es separar las yemas de las claras. Reservaremos las yemas y guardaremos las claras para usar en otra elaboración. Recordaros que las claras se pueden congelar perfectamente.
  2. En un cazo ponemos la leche y la nata y calentamos a fuego medio removiendo a menudo para que no se nos pegue.
  3. Mientras, en un bol colocamos las yemas y el azúcar moreno y batimos con la ayuda de unas varillas (pueden ser eléctricas) hasta que 'espume' la mezcla.
  4. Cuando la mezcla de leche y nata esté caliente (unos 60º-65º) retiramos del fuego e incorporamos la mezcla de huevo y azúcar poco a poco mientras continuamos removiendo.
  5. Volvemos a poner al fuego (medio-bajo) y seguimos calentando, sin dejar de remover, hasta que espese nuestra masa (esto suele ocurrir sobre los 72º-75º) y con cuidado de que no pase de los 85º ya que se nos cuajarían los huevos. Cuando removemos con la ayuda de unas varillas metálicas o cuchara de madera, es conveniente 'rascar' el fondo del cazo ya que es ahí donde tiende a cuajar con mayor rapidez.
  6. Una vez espesado, incorporamos poco a poco el gofio removiendo sin parar hasta que empiece a hervir y borbotear. Esta vez, dado que lleva incorporada la harina, no nos tendremos que preocupar de que se nos cuajen los huevos.
  7. Retiramos del fuego y añadimos el azúcar invertido (o la miel), y removemos para que se integre bien.
  8. Dejamos que atempere la crema antes de pasarla a un recipiente con tapa que meteremos en la nevera durante unas 2-3 horas para que enfríe (yo lo suelo dejar toda la noche). Si utilizamos una heladera con compresor, este paso no es estrictamente necesario, pero sí muy recomendable (yo siempre lo hago a no ser que vaya muy pillado de tiempo). En el caso de hacerla sin heladera, podemos pasarla directamente al congelador (ver siguiente paso -sin heladera- )
  9. Ya tenemos nuestra crema lista para mantecar por lo que en función de si vamos a utilizar heladera o no, aplicaremos los siguientes pasos:
    Con heladera.
    ‣ Vertemos la crema en la cubeta de helado (que habremos dejado en el congelador al menos 24 horas si no es de las de compresor), y seguimos las indicaciones del fabricante hasta que el helado quede bien mantecado.
    ‣ Si queremos echar la almendra crocanti,  la añadiremos justo cuando veamos que comienza a mantecar.
    ‣ Pasamos a un recipiente apto para congelar y lo metemos en el congelador para que el helado acabe de coger la textura.
    Sin heladera.
    ‣ Vertemos la crema en un recipiente (mucho mejor si es de metal) con tapa hermética apto para introducirlo en el congelador y lo dejamos durante 45-60 minutos.
    ‣ Sacamos el recipiente y lo batimos para que coja aire y para romper los cristales que se van formando y que nos evitarían que se congele de forma homogénea.
    ‣ Repetiremos la operación anterior (dejar congelar y batir) durante 2,5-3 horas más, si bien es conveniente remover cada menos tiempo. Durante la primera hora, es recomendable hacerlo cada 10-15 minutos, las siguientes lo podemos hacer cada 30 minutos. Con ello conseguiremos que los cristales de hielo sean pequeños y nos quede un helado cremoso.
    ‣ La almendra crocanti (si nos decidimos a echarla) la incorporaremos en la parte final (cuando queden un par de operaciones congelar/batir) del proceso anterior.
  10. Nuestro helado ya está listo!. Cuando lo vayamos a comer, es conveniente sacarlo del congelador unos 10-15 minutos antes, para que coja una textura más cremosa. Esto nos permitirá hacer las bolas con mayor facilidad ya que de lo contrario estará muy duro.

Para tener en cuenta

  • Yo en la receta he utilizado azúcar moreno, pero también podéis utilizar azúcar mascabado, panela, o incluso azúcar blanquilla.
  • Este punto os lo recuerdo en todas las recetas de helados: si queréis saber un poco más sobre las diferencias (pros y contras) entre las heladeras de cubeta de gel y las de compresor, podéis leer aquí la receta donde lo comentaba. Es un poco el estudio de mercado que hice yo antes de comprarme la mía (una de compresor).

Etiquetas: , , , ,

Te ha gustado esta receta? Compártela...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *