Helado de turrón de Jijona

Helado de turrón de Jijona

Desde niño, uno de mis helados preferidos siempre ha sido el de turrón. Mira que había sabores, pero al final siempre elegía el mismo… el de turrón de Jijona. Ya un poco más mayorcito alternaba con el de ron con pasas pero no os creáis que me salía mucho de esos dos. A día de hoy, cuando como helados fuera de casa, abro un poco más el abanico, pero es que es casi obligación. Si, sí, porque no tomamos cualquier tipo de helado, sino que vamos directamente a darnos el placer de degustar un auténtico helado artesanal. Dónde? Pues seguro que hay muchos sitios, pero nosotros, de los que hemos probado, nos quedamos con los de la ‘Gelatería La Romana‘. Si no habéis ido, tenéis que probarlos

Y por esto que os cuento, el helado de turrón siempre ha estado en mi mente como un helado que tenía que hacer y subir al recetario. Además, ya sabéis que al final de la Navidad suelo comprar unas cuantas barras de turrón para usar durante el año, así que aquí, tras la usada para los muffins de turrón de Jijona, gasto otra… si bien no será la única porque este helado lo voy a repetir seguro durante este verano

Ingredientes

Info General
  • Tiempo de preparación: 5 min
  • Tiempo de cocción: 60 min
  • Raciones: 6-8 personas
  • Dificultad: fácil

    Abreviaturas
  • c/s: Cuchara sopera
  • c/p: Cuchara de postre
  • c/c: Cuchara de café
  • 300 ml de leche entera
  • La piel de un limón
  • 2 ramas de canela
  • 400 ml de nata (mínimo 35% MG)
  • 70 g de azúcar blanquilla
  • 2 c/s de azúcar invertido (ver receta)
  • 1 tableta de turrón de Jijona (300g >> usaremos 150g+150g)
  • 2 yemas de huevos
  • 1 pellizco de sal

Elaboración

  1. En primer lugar vamos a preparar la leche aromatizada. Para ello, en un cazo ponemos la leche y la calentamos a fuego medio hasta que casi llegue a su punto de ebullición (ligeramente por encima de los 100º).
  2. Mientras calentamos la leche, lavamos bien el limón y pelamos la piel con cuidado de no coger parte blanca ya que nos amargaría.
  3. Una vez calentada la leche, retiramos del fuego y le añadimos la piel de limón y las ramas de canela dejándolo reposar 5 minutos para que infusione la leche. Transcurrido el tiempo retiramos la piel de limón y las ramas de canela.
  4. Añadimos la nata a nuestra leche infusionada y calentamos a fuego bajo para que se temple la mezcla.
  5. Mientras se templa la mezcla de leche y nata, en un bol ponemos las yemas junto con los dos tipos de azúcar (blanquilla e invertido) y batimos con la ayuda de unas varillas hasta que se quede una crema.
  6. Cogemos 150 g de nuestro turrón y lo desmenuzamos con los dedos y lo añadimos a la mezcla de leche y nata junto con la crema de yemas y azúcar así como el pellizco de sal.
  7. Batimos muy bien todo hasta que todos los ingredientes estén bien integrados y dejamos unos minutos a fuego suave removiendo constantemente hasta que la crema espese un poco. OJO es muy importante que esta crema no llegue a hervir porque de lo contrario se cortará.
  8. Dejamos que atempere la crema antes de pasarla a un recipiente con tapa que meteremos en la nevera durante unas 2-3 horas para que enfríe.
  9. Ya tenemos nuestra crema lista para mantecar por lo que en función de si vamos a utilizar heladera o no, aplicaremos los siguientes pasos:
    Con heladera.
    ‣ Vertemos la crema en la cubeta de helado (que habremos dejado en el congelador al menos 24 horas si no es de las de compresor), y seguimos las indicaciones del fabricante hasta que el helado quede bien mantecado.
    ‣ Justo cuando veamos que comienza a mantecar, añadimos los otros 150 g de turrón que habremos desmigado en trocitos pequeños para encontrarlos como tropezones en nuestro helado
    ‣ Pasamos a un recipiente apto para meterlo en el congelador y lo dejamos para que el helado acabe de coger la textura.
    Sin heladera.
    ‣ Vertemos la crema en un recipiente (mucho mejor si es de metal) con tapa hermética apto para introducirlo en el congelador y lo dejamos durante 45-60 minutos.
    ‣ Sacamos el recipiente y lo batimos para que coja aire y para romper los cristales que se van formando y que nos evitarían que se congele de forma homogénea.
    ‣ Repetiremos la operación anterior (dejar congelar y batir) durante 2,5-3 horas más, si bien es conveniente remover cada menos tiempo. Durante la primera hora, es recomendable hacerlo cada 10-15 minutos, las siguientes lo podemos hacer cada 30 minutos. Con ello conseguiremos que los cristales de hielo sean pequeños y nos quede un helado cremoso.
    ‣ Los 150 g de turrón que teníamos reservados y que previamente habremos desmigado, los incorporaremos en la parte final (cuando queden un par de operaciones congelar/batir) del proceso anterior.
  10. Nuestro helado ya está listo!. Es conveniente que antes de servirlo lo saquemos para poder hacer las bolas fácilmente ya que de lo contrario estará muy duro.

Para tener en cuenta

  • Si la barra de turrón es más pequeña (unos 250 g) no os preocupéis. Utilizad 150 g para la crema y el resto (100 g) para los tropezones. No hace falta abrir una barra nueva para los 50 g restantes.
  • Dada la cantidad de grasa que lleva este helado, no es estrictamente necesario utilizar el azúcar invertido, ya que con tanta grasa, los cristales de hielo serán muy pequeñitos. Si prescindís de él, podéis llegar hasta los 100 g de azúcar blanquilla, pero ya sabéis, esto es un poco a gusto (dulce) de cada uno
  • Si queréis saber un poco más sobre las diferencias (pros y contras) entre las heladeras de cubeta de gel y las de compresor, podéis leer aquí la receta donde lo comentaba. Es un poco el estudio de mercado que hice yo antes de comprarme la mía (una de compresor).

Etiquetas: , , , , ,

Te ha gustado esta receta? Compártela...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.