Helado vegano de chocolate

Helado vegano de chocolate

Helado vegano de chocolate??? Sí, sí, esto también tiene cabida en mi recetario. Y no, no me he vuelto vegano (al menos por ahora) pero como muchos sabéis, me gusta probar de todo y nunca cierro las puertas a ningún tipo de cocina o alimentación. El porqué de hacer un helado vegano ha sido por la búsqueda de hacer helado que no tenga leche o sus derivados. A mi mujer le encantan pero ahora no puede tomar nada que tenga proteína de la leche así que no es plan que hagamos helados en casa y ella no los pueda tomar

Cuando me comentó que podía buscar una alternativa a los típicos con nata (si, si, claro que le da mucha más cremosidad) y le dí alguna alternativa, me dijo que no lo termina de ver, que eso de meter anacardos para hacer un helado de chocolate… Pues el resultado ha sido todo un éxito!!! Que le gusta más el que hacemos con nata (tengo pendiente subir uno de Nutella), pues sí, pero que ésta es una opción muy válida para el contexto actual, pues también. De hecho ya lo hemos hecho un par de veces

Con el fin de hacerlo 100% vegano, he utilizado sirope de ágave como endulzante. Podía haber utilizado azúcar y/o azúcar invertido, pero como lo hago con azúcar blanquilla, según ciertas fuentes, no se puede considerar extrictamente vegano ya que se trata de un azúcar refinado en el cual intervienen componentes de origen animal. Como no estoy muy puesto en este tema (aunque he leído algo), con este sirope de ágave ya puedo ponerle, sin que nadie se ‘queje’, la etiqueta de ‘vegano’. Ahhh, y para los que se pregunten por los trocitos de chocolate, deciros que es un chocolate sin azúcar añadido

Ingredientes

Info General
  • Tiempo de preparación: 5 min
  • Tiempo de cocción: 60 min
  • Raciones: 6-8 raciones
  • Dificultad: fácil

    Abreviaturas
  • c/s: Cuchara sopera
  • c/p: Cuchara de postre
  • c/c: Cuchara de café
  • 400 ml de leche de coco (1 lata)
  • 200 g de anacardos crudos sin sal
  • 160 g de sirope de ágave (½ taza)
  • 4 c/s de cacao puro
  • 50 g chocolate negro 70% sin azúcar añadido (opcional)

Elaboración

  1. Ponemos los anacardos en remojo y los dejamos al menos durante 4 horas.
  2. Una vez remojados los anacardos, los escurrimos y los ponemos en un bol junto con el resto de ingredientes (leche de coco, sirope de ágave y cacao puro) y batimos bien intentando dejar la mezcla lo más fina posible. Guardamos en la nevera para que enfríe dejándolo al menos otras 4 horas, aunque mejor si lo dejamos toda la noche.
  3. Ya tenemos nuestra crema lista para mantecar por lo que en función de si vamos a utilizar heladera o no, aplicaremos los siguientes pasos:
    Con heladera.
    ‣ Vertemos la crema en la cubeta de helado (que habremos dejado en el congelador al menos 24 horas si no es de las de compresor), y seguimos las indicaciones del fabricante hasta que el helado quede bien mantecado.
    ‣ Justo cuando veamos que comienza a mantecar, añadimos el chocolate negro 70% que habremos cortado en trocitos pequeños para encontrarlos como tropezones en nuestro helado
    ‣ Pasamos a un recipiente apto para meterlo en el congelador y lo dejamos para que el helado acabe de coger la textura.
    Sin heladera.
    ‣ Vertemos la crema en un recipiente (mucho mejor si es de metal) con tapa hermética apto para introducirlo en el congelador y lo dejamos durante 45-60 minutos.
    ‣ Sacamos el recipiente y lo batimos para que coja aire y para romper los cristales que se van formando y que nos evitarían que se congele de forma homogénea.
    ‣ Repetiremos la operación anterior (dejar congelar y batir) durante 2,5-3 horas más, si bien es conveniente remover cada menos tiempo. Durante la primera hora, es recomendable hacerlo cada 10-15 minutos, las siguientes lo podemos hacer cada 30 minutos. Con ello conseguiremos que los cristales de hielo sean pequeños y nos quede un helado cremoso.
    ‣ El chocolate negro 70% que teníamos reservados y que previamente habremos cortado en trocitos, los incorporaremos en la parte final (cuando queden un par de operaciones congelar/batir) del proceso anterior.
  4. Nuestro helado ya está listo!. Es conveniente que antes de servirlo lo saquemos para poder hacer las bolas fácilmente ya que de lo contrario estará muy duro.

Para tener en cuenta

  • Como os comentaba al inicio de la receta, podéis emplear cualquier otro endulzante en lugar del sirope de ágave. Podéis usar azúcar y/o azúcar invertido, así como miel para evitar aún más (si lo hacéis con heladera) que cristalice el helado y no tenga una textura tan cremosa.
  • Si queréis saber un poco más sobre las diferencias (pros y contras) entre las heladeras de cubeta de gel y las de compresor, podéis leer aquí la receta donde lo comentaba. Es un poco el estudio de mercado que hice yo antes de comprarme la mía (una de compresor).

Etiquetas: , , ,

Te ha gustado esta receta? Compártela...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.