Melaza de granada

Melaza de granada

Melaza de granada? Sí. Ahora que estamos en época de granadas creo que es una buena ocasión para contaros cómo hacer vuestro propio jarabe de granada. Un ingrediente que es muy utilizado en la cocina árabe y que utilizaré en la próxima receta que os voy a enseñar. Su preparación es muy sencilla y basta con tener el zumo de granada, azúcar y un chorrito de limón. Sencillo, verdad?

Y algunos os preguntaréis… por qué hacerla pudiéndola comprar? Pues también es cierto, pero ya me conocéis. Hay cosas curiosas que me apetecen probarlas de forma casera (acordaros del tahini) y ya que me pongo, añadir algo de culturilla dentro de la receta (porque como habéis visto, es muy simple). Otra razón… pues porque podemos hacer la cantidad que consideremos necesaria, y así nos va a salir más económico. Sí, sí, la melaza de granada no es un ingrediente barato que se diga. Como ejemplo, podéis echar un vistazo a uno de los más vendidos en Amazon: melaza de granada de Hayfene. Estamos hablado de unos 21€ una botella de 250ml. Casi nada.

Para obtener el zumo, podemos optar por exprimir la granada en sí (como si fuera una naranja) o bien comprar un zumo de granada. El problema de la segunda opción es que no es fácil encontrar en el súper zumo exclusivamente de granada sin más. Pero bueno, también es una opción si lo encontráis

Y antes de dejaros con la receta, os voy a dejar un apunte histórico. La granada es un fruto muy simbólico en muchas religiones. En el antiguo Egipto se enterraban con ellas; para los cristianos existe una creencia donde se habla que las gotas de sangre recogidas por uno de los apóstoles durante el calvario, se convirtieron en este fruto. Para los judíos es el símbolo del año nuevo y lo más llamativo, se dice que éste fruto contiene 613 semillas (o granos), el mismo número que mandamientos (o mitzvá) contiene la Torá. Al menos curioso, verdad?.

Ingredientes

Info General
  • Tiempo de preparación: 15 min
  • Tiempo de cocción: 60 min
  • Dificultad: fácil

    Abreviaturas
  • c/s: Cuchara sopera
  • c/p: Cuchara de postre
  • c/c: Cuchara de café
  • c/n: Cantidad necesaria
  • 600 ml de zumo de granada (unas 4 granadas grandes)
  • 150 g de azúcar
  • Zumo ½ limón pequeño

Elaboración

  1. Lo primero que haremos será exprimir las granadas para obtener el zumo. Para ello, cortamos las granadas por la mitad y con la ayuda de un exprimidor apretamos suavemente para que se expriman bien los granos. Si algunos no se exprimen, podemos ayudarnos con una cuchara y aplastándolos para que salga el jugo.
  2. Colamos el zumo extraído (necesitamos unos 600 ml) para quitar cualquier tipo de impurezas y lo ponemos en un cazo junto al azúcar y el zumo de medio limón (también colado).
  3. Colocamos el cazo al fuego (alto) y lo llevamos a ebullición. Una vez comience a hervir bajamos a fuego bajo y dejamos que reduzca. La idea es dejarlo a la mitad de volumen, pero dependerá de lo denso que queramos nuestro jarabe. Nos llevará alrededor de unos 45-60 minutos.
  4. Una vez lista la melaza, dejamos que temple (cuando enfría se vuelve más densa), y luego la pasaremos a un bote esterilizado que guardaremos en la nevera. Nos aguantará mucho tiempo.
¿Cómo valorarías esta receta?
  5/5 (1 votos)

Si te ha gustado... no dudes en compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información sobre privacidad

  • Responsable: José Ignacio Blázquez / El Recetario de NaChef
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar spam
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Tus derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido