Muslos de pollo a la cerveza negra

Muslos de pollo a la cerveza negra

Si hiciésemos un listado de comidas socorridas para dejar para el tuper, seguro que los muslos de pollo estarían en un buena posición del ranking. La verdad es que se mantienen bastante bien de un día para otro. Basta que tengan un poco de salsa para que nos olvidemos de la ‘sequedad’ del pollo a la hora de recalentar. Además, con una fuente un poco grande, podemos hacer cantidad, que siempre viene muy bien para no tener que estar todos los días en la cocina

Y como no siempre los vamos a hacer del mismo modo, los de hoy son con una salsa algo ‘diferente’. Son unos muslos a la cerveza negra. La cerveza negra tiene un punto amargo pero que compensamos con la cebolla pochada. A mí personalmente me encanta la jugosidad de la cebolla, así que no me corto a la hora de echar cebolla

Respecto a la salsa que queda, qué os voy a contar, está para coger un buen trozo de pan y olvidarse de todo Ahhh, si os parece que la salsa no es lo suficientemente oscura, se debe un poco a la cerveza en sí. Aunque es una cerveza negra, el aspecto es más de una tostada. Es por eso que la salsa no sale muy oscura. Dependerá de la cerveza que utilicéis. La próxima vez, directamente a una Guinness

Ingredientes

Info General
  • Tiempo de preparación: 30 min
  • Tiempo de cocción: 75 min
  • Raciones: 4-6 personas
  • Dificultad: fácil

    Abreviaturas
  • c/s: Cuchara sopera
  • c/p: Cuchara de postre
  • c/c: Cuchara de café
  • 12 muslos de pollo
  • 1 cerveza negra
  • 2 cebollas tiernas
  • Pimienta y sal al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración

  1. En primer lugar quitamos la grasilla sobrante de los muslos. Los salpimentamos y reservamos.
  2. Calentamos un poco de aceite en una sartén y doramos bien los muslos. Reservamos.
  3. Una vez dorados los muslos, y en la misma sartén (para no manchar más) añadimos un poco más de aceite y pochamos a fuego lento la cebolla que habremos cortado en juliana. La cebolla deberá quedar blandita pero sin llegar a dorarse mucho.
  4. Mientras se pocha la cebolla (tardaremos unos 20 minutos) ponemos a precalentar el horno a 200º con calor arriba y abajo.
  5. Cuando la cebolla esté bien pochada, la colocamos sobre una fuente apta para horno formando una cama. Sobre ésta, colocaremos los muslos de pollo. Los colocaremos de tal forma que nos quepan todos bien en la fuente (ver foto al final de la receta).
  6. Añadimos la cerveza sobre los muslos y metemos al horno para que cocinen durante 40 minutos.
  7. Pasados los primeros 20 minutos, sacamos la fuente y damos la vuelta a los muslos para que también se hagan por la otra cara.
  8. Transcurrido el tiempo comprobamos que están bien hechos y servimos. Podemos acompañarlos con unas patatas al microondas, fritas o incluso unas verduras.

Muslos de pollo a la cerveza negra (fuente)

Etiquetas: , , , ,

Te ha gustado esta receta? Compártela...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.