Pan exprés en panificadora

Pan exprés en panificadora
PREP
5 min
COOK
1 h y 20 min
1 pan
fácil
5 / 5  (3 votos)

Si tienes panificadora, en poco más de un hora puedes tener un pan exprés listo para hincarle el diente. ¿A que suena ideal? Pues sabe mejor!

El otro día, cuando escribía la receta del pan de queso quark os comentaba que en casa, a los peques, les ha dado por desayunar tostadas con mermelada. Y claro, como también lo comen a cualquier hora, pues sin darnos cuenta, el pan desaparece. Y sólo con pensar la ‘pelea’ durante el desayuno, cualquier cosa es buena para evitar una nueva lucha diaria. Así, que esta vez preparé un pan exprés en panificadora. Sí, sí, del estilo al pan exprés de avena, pero éste, totalmente con harina de todo uso.

Este tipo de elaboraciones de pan exprés son todo un invento, porque en poco más de una hora, tienes un pan bastante curioso. Efectivamente no se mantiene igual que un pan de masa madre con el paso de los días (que la verdad sea dicha, no aguanta nada mal), pero esto, al menos en mi casa, no es un problema ya que no dura ni un par de días

Deciros que no ha sido la primera vez que hacía este pan, pero nunca me había dado por subirlo. No sé si por ser muy sencillo, o porque me decía, bueno, ya lo subiré algún día. Pero claro, el ver esta necesidad (urgencia para la tostada del día siguiente) me hizo pensar en que podía ser una buena idea. Quizás haya gente que este pan exprés en panificadora también le pueda sacar de un apuro

Por cierto, que en alguna otra ocasión, he mezclado harinas (harina común de todo uso e integral). También queda genial. El porcentaje lo podéis variar, pero yo he llegado a echar 400g harina común y 160g de integral e incluso 300/260. Podéis probar también con ello

Y antes de que me lo preguntéis, os vuelvo a recordar que yo tengo la panificadora del Lidl pero para aquellos que no tienen cerca este super, por lo leído por los foros, os puedo recomendar (aunque sea más cara) la Moulinex OW6101 Home Baguette.

Ingredientes

  • 150 ml de agua tibia
  • 150 ml de leche templada
  • 1 huevo batido
  • 1 c/s de miel
  • 1 c/s aceite de oliva virgen extra
  • 1+½ c/p de sal
  • 560 g de harina de trigo normal
  • 7 g de levadura seca

Abreviaturas

  • c/s: Cuchara sopera
  • c/p: Cuchara de postre
  • c/c: Cuchara de café
  • c/n: Cantidad necesaria

Elaboración

Elaborar pan en panificadora es muy sencillo. Los pasos generales son: echar primero los líquidos, luego los sólidos, incorporar los 'toppings' en el primer pitido y quitar las palas en el segundo. Pero en los panes exprés es todavía más sencillo. Aquí va:

  1. En la cubeta de la panificadora ponemos los ingredientes en el orden que aparecen en la lista, es decir: agua, leche, huevo batido, miel, aceite, sal, harina y la levadura.
  2. Seleccionamos programa exprés, peso 1000 g y tueste medio.
  3. Dado que en este programa no suena ningún pitido (ni para agregar ingredientes ni para quitar las palas) tenemos que estar atentos. Cuando quede 1:03 hrs aproximadamente (en mi panificadora de Lidl), es decir, en el momento en el que finaliza el amasado, pararemos la panificadora y le quitamos las palas. Aprovechamos también para colocar bien la masa en la cubeta.
  4. Volvemos a poner en marcha la panificadora (OJO que al menos en mi máquina este proceso hay que hacerlo en menos de 10 minutos para que no se reinicie el programa) y esperamos a que finalice el programa.
  5. Un vez finalizado y con ayuda de unas manoplas para no quemarnos, sacamos la cubeta y la colocamos sobre una rejilla (OJO que quema mucho). Transcurridos 5 o 10  minutos podemos sacar ya nuestro pan de la cubeta y dejarlo sobre la rejilla.
  6. Como la mayoría de los panes, hincarle el diente recién hecho es toda una delicia

Para tener en cuenta

  • Panificadora. Si queréis ver un pequeño análisis que hice sobre la panificadora (como electrodoméstico en sí) en mi primer pan, podéis echarle un vistazo a esta receta. Os ayudará a tener una mejor idea de lo que es y os puede servir para decidiros (o no) a dar el paso y compraros una
  • Mezcla de harinas. Como os comentaba al inicio de la receta, podéis sustituir parte de harina normal por harina integral. Yo suelo hacerlo, y dependiendo del día suelo cambiar las proporciones, si bien suelen ser 400/160 ó 300/260 (normal/integral). Tened en cuenta, que cuanto más harina integral uséis, obtendréis un pan algo más 'tosco' aunque también más sano
  • Levadura. Si en lugar de levadura seca queréis utilizar fresca, también podéis hacerlo. Recordad que la relación suele ser 1:3, por lo que necesitaríais 21g de levadura fresca. Os recomiendo que a la hora de incorporarla, la diluyáis en un poquito de agua (lo justo para poder diluirla).
¿Cómo valorarías esta receta?
  5/5 (3 votos)

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre privacidad

  • Responsable: José Ignacio Blázquez / El Recetario de NaChef
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar spam
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Tus derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido