Pan milagro de naranja

Pan milagro de naranja

Vista la gran acogida que tuvo mi última publicación sobre un pan, aquí estoy de nuevo con el pan pyrex, pero esta vez con un ingrediente más. El de hoy es un pan milagro de naranja. Os podría volver a contar todo lo lo que os conté en la receta anterior sobre el llamado pan milagro, pero no os voy a aburrir. Los que tengáis curiosidad, basta que os paséis por el enlace anterior y le echéis un vistazo si no lo habíais visto antes. Al menos os quedará claro el porqué de la etiqueta ‘milagro’

En esta ocasión he usado una mayor cantidad de ingredientes (en su justa proporción) lo que ha llevado a obtener un pan un poco más grande. Pero ojo, tened en cuenta el tamaño del molde pyrex que utilicéis porque si no es muy grande, el pan no crecerá más de lo que le permite el cristal y por tanto tendrá una masa un poco más densa. De cualquier forma, no creo que eso sea un problema porque para el uso que le he dado yo, casi que mejor. Sí, lo he utilizado para hacer unas tostas con embutido para la merienda/cena, así como para unas tostadas con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra para el desayuno. Simplemente deliciosas cualquiera de las dos opciones

Y para los más reticentes a los sabores del pan, deciros que este pan milagro de naranja es un pan. Sí, sí, un pan. No es un bollo o bizcocho con forma de pan, no. Y aunque no lleve los levados típicos del pan (por si me lee algún purista en la materia), es un pan. Aromatizado, pero un pan. Y además es fácil y sencillo de hacer. No se le puede pedir más

Ingredientes

Info General
  • Tiempo de preparación: 15 min
  • Tiempo de cocción: 55 min
  • Raciones: 1 pan
  • Dificultad: fácil

    Abreviaturas
  • c/s: Cuchara sopera
  • c/p: Cuchara de postre
  • c/c: Cuchara de café
  • c/n: Cantidad necesaria
  • 500 g de harina de fuerza
  • 7 g de sal
  • Ralladura de una naranja
  • 300 ml de zumo de naranja
  • 25 ml de aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • 25 g de levadura fresca
  • 50 g de naranja confitada (opcional)

Elaboración

Elaboración manual

  1. En un bol mezclamos la harina, la sal y la ralladura de naranja.
  2. Disolvemos la levadura en parte del zumo de naranja. Reservamos.
  3. Añadimos el aceite y el resto de zumo de naranja a los ingredientes secos que tenemos en el bol y removemos hasta tener integrados bien todos los ingredientes.
  4. A continuación añadimos la levadura disuelta y seguimos amasando durante 10 minutos.
  5. Añadimos la naranja confitada cortada en trocitos pequeños y amasamos un poco más para distribuirlos por toda la masa. Este ingrediente (y por lo tanto este paso 5) es opcional.
  6. Damos forma redonda a nuestra masa, la pincelamos ligeramente de aceite y le echamos un poco de harina.
  7. Engrasamos ligeramente nuestro molde redondo pyrex con tapa y colocamos la masa dentro del molde.
  8. Le damos unos cortes rápidos con la ayuda de una cuchilla/cuter o cuchillo bien afilado para darle un toque rústico.
  9. Metemos en el horno frío (sin precalentar) y lo encendemos a 220º con calor arriba y abajo. Horneamos durante 40 minutos.

Elaboración con Thermomix (o amasadora)

  1. Ponemos el zumo de naranja, el aceite y la levadura en el vaso de la Thermomix y programamos 2 minutos, 37º, velocidad 2.
  2. Añadimos la harina y sal y mezclamos 10 segundos a velocidad 6. Programamos 3 minutos a velocidad espiga.
  3. Comprobamos que la masa se despega bien de las paredes y que la podemos manejar sin problemas. Si vemos que está muy pegajosa, añadimos un poco más de harina. El resultado de la masa depende un poco de las harinas ya que todas no absorben el mismo agua.
  4. Añadimos la naranja confitada cortada en trocitos pequeños y programamos 1 minuto más a velocidad espiga. Este ingrediente (y por lo tanto el este paso 4) es opcional.
  5. Volcamos la masa a la mesa de trabajo ligeramente enharinada y le damos forma redonda.  La pincelamos ligeramente de aceite y le echamos un poco de harina.
  6. Engrasamos ligeramente nuestro molde redondo pyrex con tapa y colocamos la masa dentro del molde.
  7. Le damos unos cortes rápidos con la ayuda de una cuchilla/cuter o cuchillo bien afilado para darle un toque rústico.
  8. Metemos en el horno frío (sin precalentar) y lo encendemos a 220º con calor arriba y abajo. Horneamos durante 40 minutos.

Para tener en cuenta

  • Opción bolsas de hornear. Como sabéis, si no tenéis un molde del tipo pyrex, este pan también lo podéis hacer con una bolsa de para hornear. Al igual que con el molde pyrex deberéis engrasarla ligeramente por dentro para que no se os quede pegada a la masa. Mucho cuidado al sacarla... y al abrirla no os vayáis a quemar con los vapores.
  • Degustación. Tal y como os comentaba al inicio de la noticia, yo lo he comido tanto con embutido, como sólo la rebanada y un buen AOVE, pero combina muy bien con cualquier elaboración dulce o salada. Qué os parece una rebanada de este pan con un poco de chocolate caliente?
  • Y si queréis ver la pintaza que tiene este pan, aquí tenéis una foto de cómo queda nada más salir del horno. El corte lo tenéis en la imagen principal

Pan milagro de naranja entero

¿Cómo valorarías esta receta?
  5/5 (1 votos)

Si te ha gustado... no dudes en compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información sobre privacidad

  • Responsable: José Ignacio Blázquez / El Recetario de NaChef
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar spam
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Tus derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido