Rape alangostado

Rape alangostado

El rape alangostado era una receta muy común por Navidad en las décadas de los 60, 70 u 80. Una receta de celebraciones que servía de trampantojo de la langosta. El rape no es un pescado barato, pero claro si lo comparamos con la langosta, pues hay diferencia. La elaboración era muy sencilla. Se untaba la cola con pimentón, se ataba con una cuerda (para dar el aspecto de las anillas de la cola de la langosta), se cocía y se servía frío. El resultado? Un plato que parece que estemos sirviendo la cola de este crustáceo exquisito.

Hoy en día, el rape está muy presente en la cocina. Aunque lo que realmente se come es la cola, sus huesos son muy empleados para hacer caldos de pescado, y en mi humilde opinión, son los mejores huesos para este tipo de caldos. Las colas admiten muchos tipos de elaboraciones y dan un toque especial a guisos y arroces. En casa, uno de nuestros arroces caldosos preferidos es el de rape y langostinos.

Aunque esta elaboración es muy sencilla, el rape requiere de un tiempo de nevera para que endurezca tras cocerlo y podamos partirlo en rodajas sin dificultad. En caso contrario, correríamos el riesgo de que se nos desmenuzase todo. Por ello, es importante que tengáis en cuenta este tiempo (mínimo 5 horas de nevera) en base a cuándo lo queráis consumir. Ya sabéis que la planificación también es esencial en la cocina

Y si os llaman la atención los trampantojos, además del rape alangostado, en este recetario podéis ver otros como el turrón de camembert y frutos rojos o las rocas de chocolate y granada, que aunque la intención no es de trampantojo, la realidad es que el resultado lleva a imaginar que pudiera serlo . Os animáis con alguno?

Ingredientes

Info General
  • Tiempo de preparación: 30 min
  • Tiempo de cocción: 5 hrs y 45 min
  • Raciones: 4 raciones
  • Dificultad: fácil

    Abreviaturas
  • c/s: Cuchara sopera
  • c/p: Cuchara de postre
  • c/c: Cuchara de café
  • c/n: Cantidad necesaria
  • 1 cola de rape (unos 600g aprox)
  • 2-3 c/s de pimentón de la Vera
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 hoja de laurel
  • Lechuga (opcional)

Elaboración

  1. Si tenemos la cola de rape tal cual, quitamos todas esas telillas que pueda llevar y sacamos los dos lomos. Esta operación es bastante sencilla ya que nos podemos guiar muy bien por la espina central que es por donde llevaremos nuestro cuchillo.
  2. Extendemos un buen trozo de film transparente, colocamos uno de los lomos, lo pintamos ligeramente con aceite y lo rebozamos bien de pimentón. Lo haremos con las manos y nos aseguraremos que esté bien coloreado por todos los lados.
  3. Ahora, y como si de un caramelo se tratase, lo envolvemos con el papel de film y hacemos un nudo en cada extremo.
  4. Repetimos los pasos con el segundo lomo.
  5. Envolvemos los lomos en papel de aluminio. Reservamos.
  6. En una olla amplia, ponemos a calentar agua junto con la hoja de laurel y antes de que empiece a hervir, metemos los lomos de rape envueltos en papel de aluminio y dejamos que cuezan a fuego medio durante 12-13 minutos (como regla general unos 10 min por cada medio kilo) evitando que rompa a hervir. Si vemos que se acerca a ello, podemos bajar un poco el fuego o echar un pelín de agua fría.
  7. Transcurrido el tiempo de cocción sacamos los lomos (los mantenemos dentro del aluminio) los colocamos sobre una fuente y dejamos que enfríen en la nevera al menos durante 5 horas para que la carne endurezca y quede tersa para poder cortarse bien.
  8. Cuando lo vayamos a consumir, le quitamos el papel de aluminio y el film y lo cortamos en medallones.
  9. Servimos acompañado de un poco de lechuga. También podemos echarle un poco de salsa de cóctel y cualquier otra de las que se comentan a continuación.

Para tener en cuenta

  • Cola de langosta. Si queremos darle este aspecto todavía más alangostado, basta con bridar cada lomo con hilo de cocina antes de darle el aceite y pimentón. Esto le dará forma de los 'anillos' de la cola.
  • Cocción dentro del agua. Para evitar que el rape envuelto quede a flote, podemos poner algo de peso sobre los lomos o bien inventar algo para empujar hacia abajo con una cuchara de madera y no tener que estar nosotros sujetando la cuchara.
  • Salsa para acompañar. Aunque yo no soy muy dado a la salsas, este rape alangostado se solía servir con una salsa cóctel, aunque también pueden combinar muy bien una salsa tártara o una de romesco.
  • Comida ligera. Se trata de un plato bastante ligero por lo que es una buena opción para las cenas acompañado de un poco de ensalada.

Por si os sirve de ayuda, os dejo unas imágenes de la elaboración

Rape alangostado (elaboración)

¿Cómo valorarías esta receta?
  4/5 (3 votos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre privacidad

  • Responsable: José Ignacio Blázquez / El Recetario de NaChef
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar spam
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Tus derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido