Salmorejo de fresas y remolacha

Salmorejo de fresas y remolacha

Empiezan a subir las temperaturas y en casa empezamos a tirar de sopas frías. Como os he comentado alguna vez, intentamos seguir comiendo platos de cuchara con legumbres durante esta época, pero es cierto que entra mejor estas sopas frías. Gazpachos y salmorejos suelen estar muy presentes en la época estival.

Y para no aburrirnos de tanto gazpacho y salmorejo (que seguro ya os digo yo que no nos aburrimos por tan pronto) solemos darles una vuelta a las recetas tradicionales. Seguro que los habéis probado de distintas frutas. Hay muchísimas variedades y versiones y de hecho en este recetario tenéis unos cuantos como el gazpacho de sandía, el de melón o el salmorejo de mango.

El de hoy está hecho con fruta de temporada: las fresas. Si el año pasado os presenté el gazpacho de fresas, esta vez toca la versión en salmorejo.

Ingredientes

Info General
  • Tiempo de preparación: 5 min
  • Tiempo de cocción: 10 min (más enfriado)
  • Raciones: 4-6 personas
  • Dificultad: fácil

    Abreviaturas
  • c/s: Cuchara sopera
  • c/p: Cuchara de postre
  • c/c: Cuchara de café
  • 600g de tomate
  • 400g de fresas (ya limpias)
  • 250g de remolacha cocida
  • 80ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo (opcional)
  • 100g de miga de pan duro.
  • 1 c/s de vinagre de Jerez
  • Sal (1 c/p aprox)

Elaboración

  1. En primer lugar lavamos las fresas y les cortamos el péndulo. Troceamos y reservamos.
  2. Del mismo modo lavamos bien los tomates, les quitamos la parte del rabito, los troceamos y reservamos.
  3. Ahora, colocamos las fresas, tomates y remolacha troceada en nuestro vaso de la batidora o robot de cocina (yo utilizo Thermomix) y trituramos bien.
  4. A continuación añadimos el pan, el vinagre el diente de ajo y la sal. Volvemos a triturar bien hasta conseguir una mezcla sin grumos y espesa. Rectificamos el punto de sal si fuese necesario.
    Si vemos que nos queda muy espeso, le podemos echar un poco de agua.
  5. Finalmente incorporamos el aceite poco a poco (como un hilo de aceite) mientras seguimos batiendo pero a una velocidad no muy alta.
  6. Lo metemos en un recipiente y dejamos enfriar al menos 2-3 horas en la nevera (yo suelo hacerlo por la noche para tomarlo durante la comida).
  7. A la hora de servir podemos acompañar con unos trozos de fresa y un chorro de aceite de oliva virgen extra. También podemos añadir una crema de queso (ver comentarios).

Comentarios

  • En el caso de que no tengáis un robot de cocina y vuestra batidora no tenga mucha fuerza, es mejor que trituréis los ingredientes por separado y luego los juntéis para volver a mezclar (ya están triturados) con la batidora.
  • Si queréis hacer esta receta y ya no es temporada de fresas, podéis hacerlo con fresas o frambuesas congeladas. Yo cuando no hay frescas, suelo buscar otras opciones de fruta fresca que sí estén disponibles
  • Aunque en casa nos gusta tal cual, a veces hemos preparado una crema de queso. Nos dará un toque diferente y de paso nos adornará un poco más el plato con ese contraste del blanco sobre el rojo/rosa de nuestra sopa. Para preparar una crema de queso, necesitaremos 100 gr de nata líquida, 40 gr de queso (a mí me encanta el queso azul), 1 c/p de mantequilla, pimienta y sal. Para hacerla ponemos un cazo a fuego lento e incorporamos la nata, el queso, la sal y la pimienta. Vamos removiendo hasta deshacer todo el queso y luego pasaremos por un colador para dejar una textura fina. Lo podemos poner dentro de un biberón de cocina para adornar el plato a la hora de servir.
  • Para aquellos que utilicen remolacha fresca, deberán pelar y cocer las mismas en abundante agua hasta que queden blandas (unos 45 minutos).

Etiquetas: , , , , , ,

Te ha gustado esta receta? Compártela...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.