Tarta de queso del restaurante ‘La Viña’

Tarta de queso del restaurante ‘La Viña’

Hoy os traigo la receta de la archiconocida tarta de queso del restaurante ‘La Viña’ de San Sebastián, un restaurante situado en el casco viejo de la ciudad y que abrió sus puertas en 1959. Actualmente lo regenta Santiago Rivera, hijo de los primeros dueños, y creador de esta tarta de queso considerada como una de las mejores de España. En este vídeo, podéis ver cómo cuenta el proceso de elaboración de la tarta.

Cuando veáis los ingredientes o daréis cuenta que son ‘al por mayor’. Si, si, ésta es la receta original. Una señora tarta de 10-12 raciones. Una tarta de más de 2kg de peso de auténtico placer gastronómico. Si os parece demasiado, echad un vistazo a la parte de ‘Comentarios y consejos’ para ver cómo podéis hacerla un poco más pequeña.

Y si de sabor veréis que está muy rica, la elaboración no puede ser más sencilla. Mezclamos los ingredientes y horneamos. Así de fácil. Es la tarta ideal para aquellos que se inician en esto de la repostería y que quieren sorprender a sus invitados. Además dará totalmente el pego de un primer postre porque a primera vista parece muy rústica y un poco fea (es parte de su encanto). Incluso los más listillos dirán que se ha quemado un poco. Nada, nada, no os preocupéis. En cuanto la prueben todo serán halagos

Pues nada más. Aquí os dejo con la receta de la tarta del restaurante ‘La Viña’. Ahh, y recordad que como en muchas otras ocasiones… las apariencias engañan

Ingredientes

Info General
  • Tiempo de preparación: 10 min.
  • Tiempo de cocción: 50 min.
  • Raciones: 10-12 raciones
  • Dificultad: fácil

    Abreviaturas
  • c/s: Cuchara sopera
  • c/p: Cuchara de postre
  • c/c: Cuchara de café
  • 1 kg de queso crema
  • 7 huevos
  • 500 ml de nata >35% materia grasa
  • 400 gr de azúcar
  • 1 c/s de harina
  • Papel de hornear
    Medidas para un molde redondo de 24-26cm

Elaboración

  1. Ponemos a precalentar el horno a 220º con calor arriba y abajo.
  2. Dado que nuestra tarta no lleva base de galleta, forramos nuestro molde con papel de hornear que habremos mojado un poco para manejarlo más fácilmente. El papel deberá salir un poco por encima de nuestro molde ya que la tarta subirá durante su horneado (aunque luego vuelve a bajar). Yo he utilizado dos papeles para que quede bien forrado por todos los lados.
  3. Ponemos todos los ingredientes (queso crema, huevos, nata, azúcar y harina) en un bol grande y mezclamos bien hasta que queden bien integrados. Podemos utilizar una batidora de mano o bien un robot de cocina. En caso de utilizar la Thermomix, mezclaremos 30 segundos a velocidad 6.
  4. Vertemos la mezcla en nuestro molde forrado y horneamos en la zona medio-baja (posición 2 de 5 en mi horno) del horno (precalentado a 220º) durante 40 minutos. Aunque el acabado de esta tarta tiene un aspecto un poco churrascado (marrón oscuro) que le da ese toque ´rústico' , no es lo mismo que quemado Si vemos que en los últimos minutos de cocción está empezando a pasar del marrón al negro, es conveniente ponerle un papel de aluminio por encima para que se continúe haciendo por dentro pero no se nos termine de quemar por encima.
  5. Transcurrido el tiempo apagamos el horno y dejamos que la tarta se enfríe y repose en su interior, con la puerta entreabierta, durante 4 o 5 horas antes de desmoldar y quitar el papel para servir. Es importante que no desmoldéis hasta la hora de servir y nunca antes de que esté totalmente fría.

Comentarios y consejos

  • Si os parece muy grande esta tarta, podéis hacerla un poco más pequeña. Para un tamaño de molde de unos 18-20 centímetros, las medidas serían (para ajustar a 4 huevos): 570 gr. de queso crema, 4 huevos, 285 ml de nata, 225 de azúcar y una cucharada de harina. En cuanto al tiempo de horneado lo mantendríamos pero bajaríamos un poco la temperatura (a unos 200º).
  • Comentaros que la receta original dice de hornear a 210º pero también es cierto que su horno es un horno profesional no como el que tenemos la mayoría en casa ;-). Es por ello, que yo suelo hornearla a 215-220º.
  • Tened en cuenta que una vez acabado el horneado, el centro de la tarta estará 'blandengue' (tipo flan). No os preocupéis, en cuanto enfríe se irá compactando y obtendrá su punto cremoso.
  • Es importante que enfríe bien antes de desmoldarla y comerla, por eso si la hacéis el día de antes por la tarde, una vez atemperada, cubridla con un papel de aluminio y metedla en la nevera hasta el día siguiente. Será conveniente sacarla unos 20 minutos antes de degustarla para que se atempere.
  • Aunque la mayoría asocia cheesecake con mermelada o coulis, esta tarta no lo necesita. Sola está buenísima, eso sí, no seré yo quien os diga como podéis tunear vuestra tarta

Y para cerrar esta receta os dejo la foto de la tarta desmoldada y sin el papel de hornear así como la del corte. A que tiene una pinta estupenda?

Tarta de queso - Rte La Viña - Desmoldada y Corte

Etiquetas: , ,

Te ha gustado esta receta? Compártela...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.